Germán Hernández, un abuelo bien padre…

 Germán Hernández es un microempresario. Él maneja un pequeño molino que sirve a la comunidad procesando el maíz hasta convertirlo en la masa para tortillas.

Cuando su hija emigró fuera del país, cayó sobre Germán la responsabilidad de cuidar a sus nietos Joveth y Josué. Retomar el papel de padre después de tantos años no ha sido fácil, especialmente después de cumplir los 50 años.

El proyecto Brisas del Campo en Santa Cruz de Yojoa dio la oportunidad de tener una vivienda propia. La misión de Hábitat llama a construir viviendas, y comunidades. Y Brisas del Campo es un buen ejemplo de comunidad, pues Germán ya no se siente solo y los vecinos le ayudan con el cuidado de los jóvenes.

Junto a Brisas del Campo, donde se acaban de entregar 23 viviendas más, Hábitat Honduras ha completado durante este año fiscal un total de 551 viviendas nuevas y 1,786 mejoramientos y adiciones para completar 2,337 Soluciones Habitacionales.

¿CREÉS QUE TODOS MERECEMOS UNA VIVIENDA ADECUADA Y SALUDABLE?